lunes, 17 de abril de 2017

LA SEMANA SANTA DE BOÑAR Y LAS PROCESIONES



Cartel de la SEMANA SANTA BOÑARESA y Programa de ACTOS RELIGIOSOS








       
       Después de unos años de frío y aguaceros dispersos, éste coincidió con una Semana Santa soleada y una Pascua florida. De esta forma, la bonanza meteorológica contribuyó al realce de las celebraciones religiosas y al ambiente turístico primaveral. Abril no hizo honor al dicho de "aguas mil".

      Además de las diferentes celebraciones religiosas del programa de actos, los dos momentos centrales de nuestra SEMANA SANTA BOÑARESA giraron en torno a la PROCESIÓN DE LOS PASOS del Viernes Santo y la PROCESIÓN DEL ENCUENTRO del Domingo de Resurrección.





















       Una vez acabados los Oficios en la tarde del Viernes Santo, los braceros de los diferentes tronos procedieron a la preparación de los PASOS para la Procesión de la noche. Ésta contó, por primera vez, con la colaboración de dos bandas de Cornetas y Tambores: la del Cristo Resucitado (de Guardo) y la de Angustias y Soledad (de León). Un total de siete PASOS: Los azotes, El Cristo de Medinaceli, EL Nazareno, El Crucificado, La Piedad, El Cristo Yacente y La Dolorosa. Un año más, no procesionó La Oración del Huerto (por falta de papones).


MOMENTO DE PREPARACIÓN DE LOS PASOS







































SECUENCIAS DE LA PROCESIÓN










































La ORACIÓN DEL HUERTO se quedó en el antiguo Baptisterio


       La Solemne Vigilia Pascual de la noche del Sábado, con la colaboración del Grupo de Jóvenes y el Coro Parroquial, preparó el ambiente para la Misa del Domingo de Resurrección y la tradicional Procesión del Encuentro alrededor de la Plaza del Negrillón. Con ello, se cerró el Triduo Sagrado (Pasión, Muerte y Resurrección). ¡FELICES PASCUAS A TODOS!


LA PROCESIÓN DEL ENCUENTRO





Escena del ENCUENTRO CANTADO (foto de Manuel Ripado)






jueves, 6 de abril de 2017

PRÓLOGO "INÉDITO" PARA UN LIBRO FOTOGRÁFICO SOBRE BOÑAR (2)





Tres vistas panorámicas de BOÑAR (fotos de J.A. AYERZA)



      BOÑAR CONTEMPORÁNEO.-

       El Boñar de hoy, en plena decadencia propiciada por la crisis general y la torpeza de nuestros últimos gobernantes, que no aprovecharon los momentos oportunos para relanzar una villa con la solera y "pedigrí" ya consolidado, no tiene más remedio que poner a punto sus propios recursos. 

       Cuatro son los recursos naturales sobre los que tratamos de abundar para el aprovechamiento y transformación de los elementos a nuestro alcance, que puedan generar reclamos turísticos y sociales, que ayuden a dinamizar una zona deprimida por la caída de la agricultura, la minería y la despoblación consecuente:

      - LA NIEVE: Cuya oferta de los deportes de invierno roza el medio año.
     - EL AGUA EMBALSADA: Potencialmente apta para la oferta de los deportes náuticos en una posible Base Náutica.
    - EL VIENTO: Propicio en gran parte de las crestas montañosas para la práctica del Parapente.
   - EL AGUA DE NUESTROS RÍOS: Portadora de la sabrosa trucha montañesa y reclamos de "riadas" de pescadores.

      * La nieve tiene un gran protagonismo en los llamados Deportes Blancos, que han propiciado el establecimiento de una de las Estaciones Invernales más cualificadas de España, siempre potenciada desde la Diputación Provincial, que prevé una inversión millonaria de euros para rematar el programa "Plan Director", cuyas principales novedades están contenidas en potenciar las Rutas de Esquí de Fondo y Travesía, consolidar el "snowpark", para los amantes del "surf de nieve" (que cada día son más), y consolidar el nuevo circuito que enlace la Estación asturiana de "Fuentes de Invierno" y San Isidro en sus dos vertientes: la del Porma y la del Curueño, con acceso por Valdelugueros hacia Riopinos.

      * Hablamos del agua embalsada para dar un toque de atención a la Confederación Hidrográfica del Duero, a la Junta de Castilla y León, a la Diputación Provincial y a los ayuntamientos de Puebla de Lillo y Boñar, que tienen un auténtico regalo en el Embalse del Porma para la práctica de los deportes náuticos, especialmente el "Wind-Surf", o mejor dicho en castellano el de Tabla Deslizadora a Vela (T.D.V.), pues la vela se considera hoy como deporte de masas en toda sociedad medianamente desarrollada, como la nuestra, igual que ha sido el esquí de nieve. Una Base Náutica, como las que mantiene la Junta en el Embalse de la Almendra en Salamanca o el de la Cuerda del Pozo en Soria, abriría nuevos horizontes al período veraniego, cerrado a los deportes blancos por su propia naturaleza.

      *Una vez más, queremos aprovechar nuestros buenos y favorables vientos para poner en valor una de las prácticas con gran éxito entre nuestros deportistas no convencionales: el Parapente, cuyas piruetas apasionan a propios y extraños. Los participantes salen equipados con los pertrechos que exige la actividad, por las crestas de nuestras montañas, se comprueba la dirección del viento, se elige la zona de pruebas y, después de la obligada teoría, se comienza la actividad propiamente dicha, con el desplegado de vela, carrera y levantamiento de vela... y después ¡a volar!.

      *El Esla, y sus tributarios: Porma, Curueño, Torío y Bernesga, son auténticos viveros de la trucha leonesa que, con ligerísimos matices diferenciales, ocupa su espacio. Sólo algunos de estos espacios, como el de Millaró en La Tercia de los Argüellos o el de Pardomino en el macizo que separa las cuencas del Esla y el Porma, tienen fama de dar cobijo a una variedad truchera no contrastada por las autoridades biológicas competentes.

      La figura del pescador se prodiga cada primavera poblando las orillas de nuestros ríos y, con la paciencia del Santo Job, lanzan una y mil veces la caña hasta conseguir un número de capturas que justifique su "conocida habilidad" en el entorno de su familia y amistades.
ENRIQUE ALONSO PÉREZ.


OTRA COLECCIÓN DE FOTOS CON HISTORIA


Grupo de MAESTROS en el Colegio de Valles (década de 1980)





Distintas promociones de ALUMNOS de E.G.B.


Maestro y ex-alumno en Pormasol


      NOTA.- Las fotos de las diferentes promociones de alumnos han sido compartidas en Facebook por Mª Esther Alonso Suárez, la hija mayor de DON ENRIQUE. Gracias en nombre de todos los amigos del Grupo TÚ NO ERES DE BOÑAR SI NO...

Con CUNDO (+) y sus hijos, Mª ESTHER y ENRIQUE


A DON ENRIQUE (IN MEMORIAM)

Hace un año que te fuiste
para la Casa del Padre,
a encontrarte con Paquina,
tu esposa fiel, tierna madre.
La familia os añora
en la mañana y la tarde,
y los amigos rezamos
para que Dios nos ampare.
Vuestra vida de aquí abajo
ha sido ejemplo imborrable;
ayudadnos desde el cielo
a soportar los achaques.
Y, mientras dure esta vida
como seres terrenales,
preparadnos una plaza
en las salas celestiales.


martes, 4 de abril de 2017

PRÓLOGO "INÉDITO" PARA UN LIBRO FOTOGRÁFICO SOBRE BOÑAR (1)


DON ENRIQUE (febrero de 2014)


Carteles para la "fallida" realización del libro: "BOÑAR: HISTORIA FOTOGRÁFICA".

       En el primer aniversario de su muerte (05-04-2016), quiero rendir mi homenaje sentido y sincero a DON ENRIQUE, toda una institución en Boñar y su comarca. La última vez que nos reunimos en un bar de la capital, para preparar la segunda entrada en mi blog (DE TERTULIA CON DON ENRIQUE), charlamos también sobre un proyecto bibliográfico con fotografías sobre Boñar, su pueblo de adopción. Él, con su amabilidad característica, se comprometió a escribir un PRÓLOGO y me hizo llegar una serie de fotos. Aunque el libro no llegó a publicarse (por excesivos intereses y pretensiones de la editorial leonesa), nos queda el boceto de ÍNDICE y el PRÓLOGO que él me envió por Internet.

       Tres años largos después, las redes sociales han venido a espolear nuestro proyecto compartido (D. Enrique, Manolo el Cuco y yo), y el Grupo Público de Facebook ("TÚ NO ERES DE BOÑAR SI NO...") viene publicando y compartiendo últimamente un montón de fotos y comentarios que podrían servir perfectamente para confeccionar el comentado libro: "BOÑAR: HISTORIA FOTOGRÁFICA".

       Contando con el permiso tácito de sus hijos, me dispongo a publicar este PRÓLOGO INÉDITO. Sé que DON ENRIQUE y PAQUINA nos estarán animando desde arriba, convencidos de que todo es posible con la unión de los boñareses, incluidos sus cuatro hijos (Mª Esther, Enrique, Mako y Bruno). Gracias anticipadas por vuestro consentimiento y colaboración.



ÍNDICE del libro (arriba), y dos fotos históricas en la biografía de DON ENRIQUE (D e I).

SOBRE LA HISTORIA DE LA MONTAÑA DE BOÑAR

PRÓLOGO

       "Quiero comenzar el prólogo de este libro (que se escribe con todo el cariño por dos ilustres boñareses, y el que suscribe -no tan ilustre, pero sí enraizado en la comarca de Boñar, y "enganchado" de por vida a su Historia, a su devenir y al futuro que podamos proporcionarle-.

       Por eso, este prólogo comienza dando unos toques históricos de un Boñar que se remonta a ciertos vestigios romanos, de gran solidez, por conservarse una lápida votiva escrita en latín, que dice textualmente: "FONTI SAGINIFIGENO B.R.A. C.C.C. LV. HAS. AQUILEGUS. V.S.L.M."

      La controvertida inscripción latina, que se encuentra labrada en la peña inmediatamente superior del manantial, ha sido sin duda la que embrolló el sentido primitivo del uso de la fuente y su posterior vinculación a un balneario que nunca existió. Ocho traducciones diferentes -desde que, en 1572, apareciese la de Ambrosio de Morales- y ocho interpretaciones subjetivas que han desvirtuado el mensaje inicial, son más que suficientes para despistar a cuantos quieren tratar el tema desde una superficialidad siempre reñida con estudios serios y sistemáticos.

      Hoy está contundentemente aclarado -en contra de todas las versiones surrealistas que circularon acerca de los sestercios que costó "encañar" la fuente o la fecha en que se hizo- que el bueno de Alejo, el fontanero que estampó su nombre en la inscripción, no hizo otra cosa que dejar constancia, al uso de Roma, de su respeto y veneración al genio de la fuente, tal y como se repite en cuantas inscripciones votivas hay en nuestra geografía fontanera.

      LA FUENTE DE LA SALUD.-

      Otra preocupación nos invade a quienes llevamos ya más de cincuenta años estudiando y divulgando la peripecia de la villa de Boñar. Oímos, y hasta leemos a menudo, que hay quien confunde la Fuente de La Calda con la ferruginosa que conocemos como "Fuente de La Salud". Es un grave error que se está haciendo crónico, porque la gente hace más caso a la letra impresa que a sus propias observaciones cotidianas. En Boñar, todos sabemos que el agua de La Calda -la que tuvimos durante veinte años en los grifos de casa- es la que tiene al lado la repetida inscripción latina,y que nuestros abuelos más remotos la conocían por "El Hervidero", por aquello de que las burbujas de nitrógeno que despide en cantidad recuerdan el fenómeno de la ebullición. Después, a unos sesenta metros, se encuentra otro manantial con menos aforo -14 litros por segundo-, que las gentes de Boñar recogen en sus garrafas para beber con la intención de que cure su garganta.

      Pero la de LA SALUD nada tiene que ver con las anteriores, pues, así como aquéllas no contienen hierro, ésta lo arrastra disuelto en gran proporción, hasta el punto que está recomendada para  todo tipo de anemias. Una especie de monolito se alza para señalizarla, y en su base fluye el agua encañada dejando a su paso un rastro ferruginoso que delata su contenido. Una leyenda en latín, grabada gracias a un entusiasta farmacéutico del siglo XIX, reza así: "Clorosim sanat et jecur blanda diuresi / Aperit obstructum Martem praebendo solutum", que -según prestigiosos latinistas- quiere decir: "Sana la clorosis y con suave diuresis abre el hígado obstruido, dando resuelta la guerra".

      El paso de los Romanos no dejó ningún asentamiento estable que pudiese dar pistas a historiador alguno sobre los movimientos poblacionales.

      El pretendido Puente Romano, o PUENTE VIEJO, es de un puro estilo renacentista que no da lugar a ninguna duda. En cuanto a su origen se refiere, cualquier aficionado con inquietudes artísticas está capacitado para disipar posibles errores. 

      BOÑAR EN LA EDAD MODERNA.-

      Y así, damos un salto hasta el año 1764, en que la "Historia Universal", en su "ACADEMIA SEXTA" -específicamente dedicada al estudio de las aguas minerales-, cuando llega a describir la villa de Boñar, lo hace de la manera siguiente: "En el Reyno de León, en lo áspero de sus montañas, seis leguas distante de la capital, y cuatro del Principado de Asturias, está la Villa de Boñal, o Boñar. Población como de 80 vecinos en una sola calle. Es Señorío de los Excmos. Señores Condes de Lemos. El sitio y su Jurisdicción son amenos, aunque el término corto, porque las altas, y escabrosas montañas no permiten más: sí solo hacia el Mediodía es más estendido, y por la misma parte soplan los ayres con más libertad. El Valle, se dilata por tres leguas, es fértil de todas semillas, aunque lo más de él se emplea en prados para hierva, cercados de lino, y Huertas para hortalizas. Es la temperie de esta villa bastante sana, y así la gente se cría robusta y llega a una edad avanzada, aunque no goza de las mayores comodidades, pues de sesenta casas que tendrá la Villa, solas las diez y seis están cubiertas de texa, y las restantes de paja, y los vecinos se ven precisados a calzar zapatos de madera que llaman madriñas, por el sumo frío, y nieves; pues los más años empieza la primavera por fines de junio, y a principios de agosto ya vuelve otra vez refrescando".


OTRAS "FOTOS CON SOLERA"





En EL CHIVERO (década de  1960?)



En el Museo de la Fauna Salvaje (Valdehuesa)